17.12.17

De la placa Petri a los organoides


En contra de los que muchos piensan, la ciencia básica sigue evolucionando y creciendo en los últimos años, siendo el pilar fundamental del desarrollo científico. Mi campo de trabajo, la biología celular, no es una excepción y en la actualidad estamos asistiendo a la irrupción de nuevos modelos in vitro para el estudio del ser humano, los organoides. Se trata de estructuras que cumplen las características funcionales y estructurales de órganos humanos, pero que son desarrollados en placa petri (in vitro) a partir de células de células madre embrionarias (principalmente). Para obtenerlos, se debe tener un conocimiento profundo de los procesos moleculares asociados al desarrollo de dichos órganos, lo cual en algunos casos, aún no está totalmente descifrado. 

Uno de los ejemplos más destacado de organoide son los mini-brains que reproducen fielmente las estructuras cerebrales. Hace pocos meses hablé sobre estas estructuras en Principia, puedes consultar el artículo completo aquí (enlace). La gran ventaja que ofrecen estas estructuras, es que se pueden utilizar para modelizar procesos que son imposibles de estudiar en los modelos animales, además pueden favorecer que se reduzca el número de estudios con animales, ya que pueden reemplazar algunos estudios con modelos in vivo. Por otra parte, se están utilizando para probar diferentes fármacos como puente entre los modelos celulares y los animales. El abanico de posibilidades es muy amplio y cada día se publican decenas de investigaciones que utilizan este modelo como aproximación metodológica. Si utilizamos el comando "organoid" en Pubmed, obtenemos más de 10.000 artículos indexados.

Además de los mencionados mini-brains, también se han desarrollado modelos de riñón, pulmón o de diferentes regiones del tracto digestivo. En este último grupo entra el organoide de cuerpo gástrico. A nivel embrionario el estómago humano se forma a partir de dos estructuras, el antro gástrico y el cuerpo gástrico, cada una de las cuales por rutas diferentes. Recientemente, investigadores de Centro Médico del Hospital Pediátrico de Cincinnati, encabezados por Kyle W. McCracken obtuvieron el organoide del cuerpo gástrico. Esta estructura presenta las glándulas que llevan a cabo los principales procesos estomacales. Este modelo permitirá estudiar diferentes procesos y afecciones del estómago, además de servir para estudiar el efecto de diferentes fármacos.

Vivimos en una época de florecimiento científico, donde el conocimiento empieza a estar globalizado, por lo que la ciencia básica está en mejor estado de forma que nunca, el ejemplo que traigo hoy es uno más sobre cómo se van identificando nuevas técnicas y aproximaciones para conocer mejor como funciona nuestro interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario