21.1.17

¿Somos de verdad un país de “vivos vivientes”? (Sobre optimismo, donaciones y marketing)

En los últimos tiempos están surgiendo grandes campañas de marketing que apelan al optimismo, a mensajes positivos que muestran el lado más bondadoso de la sociedad actual. Muchos de ellos están realmente "azucarados" y pecan de inocentones, con el objetivo de contentar a un público cansado de las nefastas noticias que vierten los telediarios. Anuncios de Campofrío, Aquarius, etc., se han hecho ya famosos por los mensajes que aportan. Ahora mismo podemos ver en cualquier canal de tv el anuncio "Vivos vivientes" de Aquarius que apela a nuestro liderazgo en trasplante de órganos. Esta claro que Aquarius no es la mejor marca para hablar de eso ya que pertenece a un grupo empresarial del que podríamos estar hablando horas sobre el daño que está haciendo a la sociedad, pero ese no es el tema del que voy a hablar hoy, ya que muchos expertos ya han hablado largo y tendido al respecto (enlace).

Podemos decir, orgullosos si queremos, que España es líder mundial en trasplantes de órganos, y es que los datos son realmente positivos. En nuestro país al año hay cerca de 2.000 donantes y cerca de 5.000 órganos donados, lo que nos sitúa en el primer puesto de este ranking. Mucho se ha hablado sobre el por qué de este éxito, principalmente se debe a buenas campañas de salud pública y de sensibilización, lo cual demuestra que invirtiendo en comunicación se pueden lograr grandes metas. Además de una muy bien estructurada y veterana Organización Nacional de Trasplantes (ONT). Nuestro país también encabeza el ranking de pacientes trasplantados por millón de habitantes (100,7 en 2015) superando con creces (casi doblando) a la media europea que en 2015 estaba en 62,24.
Ranking de los países más "donantes". Fuente ONT y El Mundo.
Según la ONT se pueden donar riñones, hígado, páncreas y pulmones, además de tejido óseo, córneas y válvulas cardíacas. No solo eso, si se invierte en investigación biomédica sobre este tema, seguro que se favorece que en los próximos años se pueden donar otros órganos y tejidos. En nuestro país, el trasplante más común es el de riñón, esto se debe a la elevada prevalencia en la población de la enfermedad renal crónica. En el año 2015, de los 4769 trasplantes que hubo en España, el 60,9% fueron de riñón.

Si estudiamos los trasplantes por comunidades autónomas, La Rioja fue la que más trasplantes tuvo por millón de habitantes en 2015 (cerca de 80). Siendo Andalucía la vencedora si miramos cifras absolutas y el Hospital Virgen de la Arrixaca (Murcia) el que más donantes tuvo.

Y ¿qué hay que hacer para ser donante? Es sencillo, para empezar hay que expresar la voluntad a los familiares pues al final ellos tomarán la decisión, por otra parte desde la ONT ofrecen toda la información necesaria (enlace), básicamente se debe solicitar la tarjeta de donante a la entidad sanitaria de la comunidad autónoma en la que residas. En el caso de Castilla la Mancha, por ejemplo, se rellena un formulario y te la envían a casa. Sobra decir que la donación es totalmente altruista.

El ya mencionado anuncio, además de hacer un marketing facilón, puede lograr que incremente el número de personas que se hacen donantes en España, por lo que al menos nos trae algo bueno. 
Como conclusión a este artículo, me gustaría hacer una reflexión sobre el hecho de ser líderes en donaciones. Se trata de un acto de empatía y de sentirse útil incluso cuando uno ya no está. Desde luego es un acto altruista y bonito. Si de verdad es una marca de nuestra sociedad, puede que aun haya esperanza. Este altruismo podría manifestarse también incrementando las donaciones de médula, la acogida de refugiados o la ayuda a los sin techo. Así que si de verdad nos consideramos unos "vivos vivientes" como dice el anuncio, seámoslo de verdad y demostremos que podemos ser un verdadero cambio. Así que ya sabes, como tarea para hoy, hazte donante (de órganos, médula, sangre...).
JFR, 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario