18.8.16

Principa, gran lectura para este verano


Principia ha vuelto a mostrar como la ciencia puede ser arte y el arte puede ser ciencia, y todo ello de una forma magistral. El primer episodio de la segunda temporada es el ejemplo de como este proyecto se ha convertido en toda una apuesta valiente por la divulgación científica de calidad. Y este verano es una oportunidad perfecta para disfrutar de esta gran obra.
Portada del tercer ejemplar de Principia (T2E1)

Todo aquel que ha leído este episodio ha podido disfrutar de ciencia e ilustración de calidad (y alguna muy buena fotografía). Desde la “Deep web” y el anonimato en la red, a aprender sobre la glucógeno sintasa de la mano del cómic Oobik. Cada artículo nuevo no deja de sorprenderte, además siempre acompañados de ilustraciones maravillosas. 
Tras leer todos los artículos, uno de los artículos que más me ha llamado la atención es el relacionado con la estigmaticación por parte de la cultura popular de animales como algunos anfibios o serpientes, y como han pasado de ser pensados como una amenaza por parte de las personas, a ser ellos los verdaderamente amenazados. 

Navegando a través de los diferentes artículos he descubierto curiosidades muy interesantes como el origen del día de la bicicleta o como el mar negro podría estar detrás del mito del diluvio universal.
 
Imagen de uno de los artículos publicados

El artículo “En la penumbra de la sala” de Alfredo Manteca-Cano, combina dos de mis grandes pasiones, la ciencia y el cine, haciendo reflexiones muy acertadas, de hecho me gustaría compartir el párrafo final del artículo:

Esa es la magia del cine, su poder reside en que desde la butaca podréis experimentar la muerte, reíros con la visión de los Monthy Pyton en El sentido de la vida, os aterrorizará, os conmoverá, viajaréis al cielo, al infierno o visitaréis el limbo, pero lo importante es que en la penumbra de la sala del cine os hará sentir más vivos que nunca
 

Finalmente me gustaría comentar la sección “Turismo científico” con una preciosa infografía que recoge la mejor selección de observatorios y radiobservatorios distribuidos a lo largo de nuestro querido planeta tierra, una verdadera delicia para los ojos.

Un verdadero lujo poder disfrutar este verano de una gran lectura. Una recomendación para todos aquellos amantes de la ciencia, el arte y la cultura. 

P.D.: No me gustaría despedirme sin dar las gracias a todo el equipo de Principia por permitirme formar parte de un proyecto tan apasionante y a José Moreno por la gran ilustración sobre el maestro Dostoievsky que ha realizado para mi artículo.
JFR, 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario