4.10.15

Lo que he aprendido en el congreso de la SENC 2015. Conclusiones y reflexiones

La pasada semana tuvo lugar en Granada uno de los eventos científicos del año en España, el XVI Congreso de la SENC. Allí nos congregamos todos los que dedicamos nuestro tiempo a comprender el cerebro y el sistema nervioso. En este pequeño post resumen y homenaje, voy a dar un recorrido por lo más apasionante de este congreso. Para ello me ayudaré de diferentes tweets de asistentes al congreso (a los que les doy las gracias por el material).

El congreso comenzó con dos grandes actividades, por una parte una sesión de "Professional development" una apuesta por fomentar aspectos en la formación de científicos. Por otra parte una sesión de jóvenes investigadores, donde se presentaron novedosas investigaciones y una interesante mesa redonda, donde se habló sobre los pasos a seguir para consolidarse como investigador, pero también se habló de temas tan importantes como las diferencias de género en la ciencia. 

Las ponencias magistrales fueron de una elevada calidad, aunque sin duda, la que marcó a todos los asistentes fue la ponencia de Miguel Marín Padilla, una verdadera lección de humildad científica, de inteligencia y sabiduría, de experiencia y sobre todo una inyección moral para todos los que nos dedicamos a esto.


El resto de ponencias magistrales también fueron realmente inspiradoras como la de Richard Morris, Joe Aggleton o la de Erin Schuman.



Para aquellos que no habéis podido asistir a este gran evento, la SENC ha publicado en su espacio de ivoox diferentes entrevistas a muchos de los grandes cientificos que han pasado por Granada. Podéis escuchar las diferentes entrevistas aquí

Otro de los momentos claves del congreso es la exposición de pósters, que en este congreso estuvo conformada por 5 sesiones con cientos de pósters con trabajo de gran calidad. Las diferentes sesiones de pósters son un espacio que ofrece la posibilidad de conversar con investigadores y de que muchos jóvenes tengan la oportunidad de exponer sus resultados por primera vez.


Otro aspecto que cautivó a los asistentes fue la importancia que se ha dado a la relación entre neurociencia y arte. Esta quedó de manifiesto en la exposición Neuroarte o en diferentes charlas, incluso, algunos pudimos disfrutar de una interesante taller a cargo de Salvador Martínez.


El congreso tuvo un interesante programa social, donde nos ofreció a todos momentos de networking como la inauguración en el maravilloso ático del Palacio de Congresos de Granada. Una increíble cena de gala en un paraje maravilloso al lado de la Alhambra o diferentes actividades como talleres de olfacción o el Neurodome.


En definitiva más de 700 personas nos congregamos en Granada para poner en común nuestro trabajo, para establecer relaciones y para aprender de expertos. Una oportunidad, que por desgracia solo tiene lugar cada dos años.


...por que la ciencia puede tener sus buenos y sus malos momentos, pudiendo llegar a ser muy puta (y perdón por al expresión), pero que grandes momentos nos regala, y eventos como estos son un verdadero ejemplo. Desde aquí quisiera dar las gracias y la enhorabuena a todos los organizadores y también a los ponentes y a todos los asistentes. Nos vemos en la SENC2017.

JFR, 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario