14.8.14

¿Estornudas cuando te da la luz del sol? Tu caso no es único

¿Alguna vez te ha pasado que sales a la calle un día soleado y la persona que te acompaña estornuda de forma automática? A lo mejor no te has dado cuenta, pero 1 de cada 4 personas estornudas cuando miran al sol, y en menor proporción estornudan sólo con recibir luz del sol al salir de un edificio. 

Se trata del reflejo lumínico de estornudo. Varios estudios apuntan a que se trata de un rasgo hereditario, por lo que podríamos incluírlo dentro del grupo de rasgos hereditarios sin utilidad "aparente" como por ejemplo poder doblar la lengo de forma transversal o tener el lóbulo de la oreja separado de la cabeza. Estos estudios además acusan al nervio trigémino de ser el causante de este reflejo.


Hablemos un poco más de este nervio, es el encargado de controlar gran cantidad de procesos involuntarios como estornudar u otros reflejos similares al lumínico. Es un nervio de alta importancia que presenta muchas ramificaciones, la gran mayoría de ellas centradas en el encéfalo. Si por ejemplo, vas paseando por la calle y se levanta mucho viento provocando que un poco de polvo pueda llegar a tu nariz, este nervio es el encargado de decirle al cerebro que debes estornudar. Existen otras ramificaciones de este nervios que llegan a la región ocular, provocando por ejemplo que cuando un agente irritante, como el producido al cortar cebolla, aparece en el ambiente, el ojo secrete lágrima. Y aquí está la clave, en algunas personas, parece ser que estos dos procesos están cruzados en algún punto y por lo tanto cuando el ojo se irrita por luz brillante, se produzca un estornudo. 

Esta parece ser la explicación mas aceptada hasta el momento, aunque como ya sabéis la ciencia está en constante crecimiento y un día de estos pueden salir un estudio sobre un elevado número de pacientes que tengan este tipo de reflejo y que tengan otro tipo de alteración sin importancia sobre la salud y que por lo tanto la evolución ha obviado.

Servet, 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario