7.11.11

Una nueva esperanza frente al cáncer


Os resumo y explico un poco una noticia que saltó hace poco más de un mes a los noticieros e informativos de todo el mundo. Habla de esperanza con respecto a un tipo de cáncer muy mortífero como es la Leucemia.

William Ludwig es un enfermo de Leucemia nacido en Nueva Jersey al que a sus 65 años de edad la quimioterapia ha dejado de hacer efecto sobre su enfermedad y está desesperado por lo que decide someterse a un estudio clínico en la Universidad de Pensilvania. No tiene esperanzas y va a intentar todo lo posible para luchar contra la enfermedad y que al menos su esfuerzo sirva para que pueda ayudar a otros enfermos.
Imagen de William Ludwig
Los doctores tomaron mil millones de sus linfocitos T y los modificaron genéticamente programándolos para que actúen contra el cáncer y posteriormente volvieron a inyectarle las células al paciente, parece inverosímil pero la noticia fue publicada en la revista “The New England Journal of Medicine and Science Translational Medicine”, al final os adjuntaré el link.

Pasados 10 días el paciente enfermó más todavía y se agravó su estado con un aumento de la fiebre y variaciones en la presión sanguínea lo que produjo que le llevarán a la UCI donde estuvo varias semanas hasta que la fiebre remitió. Y desaparecieron las evidencias de leucemia.

Pasado un año el paciente presenta una remisión casi total de la enfermedad pudiendo llevar una vida totalmente normal.

“Me devolvieron la vida”, dijo. Los doctores de Ludwig no han dicho que está curado –es demasiado pronto para decir–, ni han declarado victoria sobre la leucemia con base en este experimento, solo realizado en tres pacientes. La investigación, dicen, tiene mucho que recorrer; el tratamiento aún es experimental, y no está disponible fuera del estudio. Por lo que falta tiempo para que se considere una cura, pero aún así es una evidencia del posible futuro de las terapias genéticas sobre las distintas enfermedades. Los científicos que han desarrollado la investigación son más optimistas e incluso se plantean la opción de dar este enfoque a otras enfermedades.
Se utilizó una variable del virus VIH-1 que consiguió “entrenar” al sistema inmune del paciente para que reaccionase contra las células cancerosas. En los otros dos pacientes también se consiguieron resultados esperanzadores.

El doctor Carl June, quien coordinó la investigación y dirige el departamento de Medicina Translacional en el Centro Oncológico Abramson de la Universidad de Pensilvania, dijo que los resultados lo sorprendieron incluso a él y a sus colaboradores, los doctores David L. Porter, Bruce Levine y Michael Kalos. Esperaban ciertos resultados positivos pero no de ese modo por lo que esto les ha impulsado a seguir con la investigación y desarrollarla a una escala mayor.

Otros expertos en el campo dijeron que los resultados son un avance importante. “Es un gran trabajo”, señaló el doctor Walter J. Urba del Centro Oncológico Providence y del Instituto de Investigación Earle A. Chiles en Portland, Oregón. Calificó de asombrosa, emocionante y significativa la recuperación de los pacientes. “Me siento muy optimista respecto de esta nueva tecnología. Conceptualmente, es algo muy pero muy grande”.

Por lo que se presenta como una posible esperanza, no es de extrañar que comente en más de un post avances relacionados con la terapia génica ya que últimamente estoy leyendo noticias muy interesantes al respecto y que trataré de transmitiros, todo es cuestión de tiempo pues tengo demasiadas ideas que no me caben en 5 o 6 post semanales, gracias a los seguidores del blog que poco a poco va creciendo y van siendo más. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario