11.11.11

¿Cómo afecta la crisis a la investigación?


Es sabido por todos el estado actual de la economía, sobre todo en España, en ocasiones salta a los medios de comunicación algunas noticias relacionadas con la crisis y la investigación como el caso del centro Príncipe Felipe, pero ¿es eso todo lo que pasa? ¿se está viendo afectada la investigación? Este tema ya ha sido tratado en un post anterior, pero debido al estado de campaña en el que nos encontramos es interesante mencionar que promesas electorales relacionadas con la investigación nos dan los partidos mayoritarios, pero (y debido a que este post estará dividido en dos partes) primero merece la pena hablar de una de esas personas dedicadas a la ciencia que a veces salta a los noticieros nacionales.  

Se trata de Consuelo Guerri, la cual ha sido un ejemplo de su gran capacidad científica y personal al donar el total de un premio recibido (Mafred Lautenschlager Award) a su centro de investigación para mejorar la precaria situación de sus becarios. Por lo que ha donado los 25.000 euros del premio a su centro, el Príncipe Felipe para mejorar una situación cada vez más penosa, donde se vive con la constante amenaza de despidos, pero la historia no acaba ahí, todo lo que le reporta el centro, lo invierte en el propio centro,  esto solo cabe en una persona con gran interés científico y no en el enriquecimiento económico personal que ha tantos centros e instituciones ha llevado a la quiebra. Una esperanza en un mundo cada vez más oscuro.

Imagen del grupo de Consuelo Guerri
Como dice Consuelo Guerri, “Si recortas un año en ciencia, tardas 10 en recuperarte”, esto es una realidad apoyada por muchos y no invertir en investigación hoy día va a tener repercusiones nefastas en el futuro, es tan sencillo como que si no se produce y no se genera conocimiento, la inversión en haber formado a todos los investigadores ha sido una inversión en vano que acaba siendo aprovechada por otros países donde los científicos somos tratados mucho mejor. Con personas como ellas se abre una esperanza, una brecha de esperanza que debe de llenarnos a todos de optimismo pero sobre todo que debe de contagiarnos su espíritu luchador porque solo así conseguiremos que por fin se reconozca a los científicos en este país que tanto nos está castigando con recortes en ayudas y proyectos de investigación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario