20.10.11

Recuerdos Perdidos: Nociones básicas


Consideramos el Alzheimer como una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta directamente como un deterioro cognitivo y trastornos conductuales asociados al deterioro del tejido nervioso. La sintomatología es muy variada y puede presentarse de muchas formas en los pacientes, pero se caracteriza principalmente por la pérdida de la memoria y de otras capacidades mentales. Inicialmente se observan ciertos comportamientos sin explicación aparente, se observa una pérdida de la capacidad de adquirir nuevas memorias, posteriormente se observa una confusión mental, irritabilidad, cambios repentinos en el comportamiento, trastornos del lenguaje y la pérdida de la memoria a largo plazo, por otra parte se observa como los pacientes tienden a aislarse. El desenlace de todo esto es la pérdida de ciertas facultades biológicas esenciales que llevan a la muerte del paciente. La situación referente al desarrollo de la enfermedad sigue sin estar clara del todo, ya que se sabe poco acerca de la influencia de factores externos por ejemplo. Además se ha visto que en función de las zonas donde se produzca la pérdida inicial de tejido neuronal, se pueden ir desarrollando unos síntomas u otros. 

Principalmente se debe a una pérdida de material neuronal en la zona del hipocampo que es conocido como el órgano de la memoria y se encuentra en el centro del encéfalo.  

Existen muchas hipótesis sobre el origen de la enfermedad pero lo que se sabe a ciencia cierta es la neuropatología, ya que es común en la mayoría de los casos. Aparecen unos depósitos densos de una proteína llamada β-amiloide, y otros depósitos de una proteína truncada llamada Tau. De esta forma se desarrollan las placas amiloides y los ovillos neurofibrilares respectivamente. 

A pesar de las distintias hipótesis acerca del origen del AD, la hipótesis amiloide es la más aceptada y se han generado gran variedad de fármacos enfocados a dicha hipótesis. Aún así no se ha identificado cura alguna, todos los estudios positivos han dado como resultado algunos medicamentos paliativos, por lo que es necesario buscar nuevas dianas a las que enfocar alguna posible cura, además debido a un posible origen múltiple y a la gran cantidad de cascadas que intervienen en la génesis de la enfermedad para optimizar una posible cura, la mejor opción es la combinación de tratamientos.  Aún así, como se comenta en el vídeo del post anterior, aún no hay una cura clara sobre la enfermedad y queda mucho por aprender y mucho por descubrir, actualmente gran cantidad de investigaciones están enfocadas a la detección temprana de la enfermedad.

Por último y para finalizar esta breve referencia sobre la enfermedad, comentar que en los siguiente días informaré acerca de temas más específicos relacionados con la enfermedad como puede ser la relación de esta enfermedad con las caspasas, la posible influencia de la dieta en la enfermedad o los últimos avances relacionados con la degradación de EphB2 entre otros temas, intentando simplificar lo máximo posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario