22.10.11

Recuerdos Perdidos: efectos beneficiosos de la dieta y los antioxidantes sobre el Alzheimer


Uno de los aspectos que más se está estudiando en los últimos años en lo que respecta a esta enfermedad es la influencia que puede tener sobre su desarrollo la alimentación. Se ha visto en ciertas investigaciones que aspectos relacionados con una dieta sana y equilibrada como puede ser la dieta mediterránea o cualquier dieta que incluya vegetales, pan, cereales, aceite de oliva, pescado y vino tinto, pueden tener una relación directa con la reducción del riesgo de padecer la enfermedad.
Se ha visto una doble relación de algunas vitaminas como pueden ser la B12, B3, C o el ácido fólico con el desarrollo de la enfermedad de forma que pueden tener efectos protectores pero, por otra parte, algunos estudios recientes han documentado que pueden llegar a tener una influencia negativa en el caso de que la enfermedad esté ya desarrollada.

Lo que sí se sabe de seguro es el efecto positivo de los antioxidantes, y este va a ser el tema principal del post. Entendemos por antioxidantes a sustancias que disminuyen el estrés oxidativo en las células. Estudios recientes han informado que hay una relación directa entre el desarrollo de la enfermedad y la presencia de especies reactivas de oxígeno ya que dicho estrés oxidativo tiene efectos de activación de las rutas de activación de caspasas y estas llevan a la muerte celular (en el caso del alzheimer llevan a la generación de ovillos neurofibrilares y de beta-amiloide). Por lo que un aporte en la dieta de estas sustancias antioxidantes podría tener efectos muy beneficiosos en la protección frente a la enfermedad, este es un tema que se está estudiando en la actualidad y del que todavía no se tienen resultados seguros pero si se están depositando muchas esperanzas en estas sustancias antioxidantes. Una de las más famosas por su difusión en España es el resveratrol, que se ha llegado a comerciar, pero del que todavía no se sabe si tiene efectos positivos de forma demostrada, hay estudios que aportan que protege frente a la neurodegeneración ya que se sabe que activa una serie de genes entre los que se incluye el conocido como gen de la longevidad (Sirt1).
Representación de la estructura química del resveratrol
 
Esta sustancia es un polifenol que se encuentra en el vino tinto en el hollejo de la uva tinta. Otros estudios muy interesantes informan que también se observa una activación de las sirtuinas (genes tipo Sirt) mediante el ejercicio físico. Por lo que se vuelve a confirmar los efectos beneficiosos de una buena dieta y el ejercicio físico sobre la salud y en este caso sobre una enfermedad tan importante como el Alzheimer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario