14.10.11

El boca a boca de la ciencia


El post de hoy lo hago en honor a uno de los divulgadores españoles más importantes y relevantes como es Pere Estupinyá, que quizá no lo conozcáis pero tiene uno de los mejores blogs de ciencia y publicó “El ladrón de cerebros” un gran libro donde anota todas sus vivencias en el MIT y en Harvard.
Pues bien, el tema a tratar está relacionado con un efecto muy dañino para la ciencia hoy día y que afecta directamente a la divulgación de la misma y es el efecto “lo dijo un” es tan sencillo como dejarse llevar por simples comentarios “científicos” y darles la importancia que a un artículo bien revisado y publicado por una revista de alto índice de impacto. Al inicio de este blog hablé de una noticia que saltó a las noticias hace unos años y era la de que iban a desaparecer los rubios por diversas razones que explico en dicho post. Esto surgió en internet sin ninguna base científica y se difundió hasta llegar a medios de comunicación de rango internacional, solo porque en la noticia inicial se citaba a la OMS como fuente de la noticia, solo por eso la noticia fue corriendo de web en web hasta llegar a los oídos de todos.


Este es solo un ejemplo, de cómo poner una supuesta investigación científica y citar a un científico tipo: “…el afamado neurobiólogo Neuro Nita ha dicho que mueve un tenedor con la mente…” el hecho de citar a un científico real o ficticio puede llevar a confusión y más si le añades la coletilla “el premio Nobel”. En este caso hay que ser precavido pues el premio Nobel es un galardón inalcanzable para todos los que nos dedicamos a la investigación pero si es verdad que a lo largo de la historia han sido galardonados grandes científicos que además de ser expertos en algún tema, hablan de otros con cierta ligereza, un caso conocido es el de Kary Mullis al que todos los que nos dedicamos al mundo de la bioquímica, biología molecular, etc tenemos muchísimo que agradecerle por desarrollar la PCR una técnica que todo laboratorio utiliza hoy día, pero también es importante citar algunas de sus opiniones sobre la contaminación atmosférica o el SIDA, ya que no cree que los CFC tienen un efecto directo sobre la atmósfera (efecto negativo) o defendió la inocuidad del SIDA, desarrollando una teoría que dejaba en muy mal lugar a las farmaceúticas.
Por lo que es importante saber quién dijo qué y de donde obtuvo la información, en cualquier momento que alguno de mis (por ahora pocos) lectores encuentre algo que le llame la atención pido que me pida referencia bibliográfica pues se la daré encantado, aquí también influye la capacidad de crítica de cada uno y de saber con qué información quedarse y cual rechazar. Por lo que os animo a seguir explorando blogs y páginas de divulgación por internet sabiendo que se lee y cómo se lee.

No hay comentarios:

Publicar un comentario