2.7.18

Lo que el cerebro dice sobre la deshumanización de las personas migrantes

Vivimos en un mundo conectado, donde el acceso a la información es totalmente global, esto genera que seamos más conscientes de los problemas globales que sufre la humanidad. Uno de estos grandes problemas es el de todas esas personas que se ven obligadas a abandonar su hogar y buscar uno nuevo alejado de conflictos, hambrunas, etc. La respuesta de las sociedades que deberían de acoger a estas personas, es digna de estudio ya que en un mundo globalizado y avanzado que parecía que ya había superado los fantasmas del siglo pasado, el racismo y la xenofobia aparecen una vez más. En este punto aparece el concepto de la deshumanización de estas poblaciones, algo que ya ocurrió durante el imperialismo colonial o el holocausto. 
Por desgracia cada vez estamos más acostumbrados a imágenes como esta
Un interesante estudio reciente ha puesto sobre la mesa como funciona el cerebro de las personas que tienen esta visión deshumanizadora. El artículo ha sido publicado hace unas semanas, lleva por título "Denying humanity: The distinct neural correlates of blatant dehumanization" y ha sido publicado por investrigadores de la Universidad de Pensylvania en la revista "Journal of Experimental Psychology" (enlace).

Los autores definen la deshumanización como el proceso por el que ciertas personas asocian a determinados grupos como menos evolucionados y civilizados (racismo puro y duro). El planteamiento es si estas personas utilizan estos pensamientos y lenguaje como un claro ejemplo de deshumanización o es en cambio una muestra de fuerte aversión hacia estos grupos. Para responder a este complejo planteamiento los autores han utilizado imágenes de resonancia funcional de diferentes voluntarios que juzgaron a diferentes grupos humanos como europeos caucásicos, africanos, mendigos, etc., y también grupos animales como "gatitos" o ratas encuadrándolos en diferentes grupos relacionados con su reacción frente a ellos. Como es de esperar las respuestas de los diferentes entrevistados se fuero asociando con diferentes patrones de comportamiento. En definitiva, han observado como la corteza parietal inferior izquierda o la corteza frontal inferior izquierda se modulan selectivamente cuando los patrones se asocian con deshumanización, estando algunas de estas regiones también relacionadas con la deshumanización de animales. Además, encontraron una diferencia clara de regiones que se activan frente a la deshumanización y las que se activan cuando aparecen juicios relacionados con la antipatía. 

De nuevo se pone de manifiesto como nuestro cerebro se modula en función de lo que pensamos, además muchas veces esta forma de pensar está muy influida por el entorno por lo tanto. Es fundamental a la hora de desarrollar nuestra opinión sobre el resto, la educación que recibimos por lo tanto de nuevo pongo énfasis en la importancia de lea enseñanza y como esta puede ser una herramienta fundamental para acabar con el racismo y xenofobia.

JFR, 2018

12.5.18

Vuelve Pint of Science a Ciudad Real #Pint18CIR

El equipo de ADICIPEC vuelve a colaborar con la organización de Pint of Science en Ciudad Real. En esta segunda edición no solo contaremos con científicos, también tendremos alguna que otra charla que os sorprenderá. Puedes seguir toda la información en las redes sociales bajo el hashtag #Pint18CIR. Este año hemos puesto especial hincapié en tratar temas que generen el pensamiento crítico entre los asistentes, para ello contaremos con Aitor Sánchez (autor de Mi dieta cojea) que nos hablará sobre mitos sobre la alimentación (Martes 15). El pensamiento crítico también estará muy presente en la jornada del lunes con las charlas de José Ramón Muñoz Rodríguez y Jennifer Mayordomo con sus charlas tituladas "La ignorancia, eclipse de la razón" y "Desmontando mitos-montando hitos: piloto automático", respectivamente. La jornada del lunes se completa con la charla "Inteligencia artificial y bio-hacking para cibernícolas" de Carlos González Morcillo, charla que tratará un tema atractivo y de actualidad. Por todo ello, a la jornada del lunes la hemos titulado "La mentira mecánica". 

El martes, además de la charla de Aitor Sánchez, contaremos con Rosa María Domínguez que nos hablará sobre nuestra estrella más cercana y con José Antonio Murillo con suc harla "Luz química". Desde la organización queríamos contar en esta edición con José Antonio ya que ha sido todo un referente en la divulgación científica en Ciudad Real durante décadas, con decenas de charlas y talleres a sus espaldas. Por el tema de todas estas charals le pusimos de título a esta segunda jornada, "Moléculas al borde de un ataque de nervios". 

Finalmente, la jornada del miércoles nos traerá tres formas de ver el mundo, a través del viaje y la exploración, a través de la ciencia o a través del sexo. Esta jornada titulada "Come, viaja, ama", tendrá charlas de Manuel José Carpintero, Lorenzo Pérez Rodríguez y Mª Raquel Mateos Ortiz, con sus charlas tituladas "Como ser explorador en el S.XXI", "La trastienda evolutiva de la atracción sexual" y "Café y chocolate: de alimentos prohibidos a alimentos para la prevención de enfermedades".  


En resumen, tres jornadas en las que queremos acercar a la sociedad de Ciudad Real temas que creemos atractivos y que pueden despertar o alimentar la pasión por la ciencia . Todo esto es posible gracias al patrocinio de la UCLM y en especial la implicación personal de su vicerrector de investigación, Julián Garde, de la sección territorial de CLM de la RSEQ, Serendipia, Grupo SAC, Ideas del ático y Caracoles Calatrava. Además hay que agradecer la implicación de los miembros de ADICIPEC y del pub Living Room. Si vives en Ciudad Real o cerca, no te lo puedes perder.

JFR, 2018

8.4.18

Estre másters y cervezas libres de transgénicos

Estas semanas estamos asistiendo, como espectadores, a dos situaciones dignas de la mejor de las comedias de los Monty Python. Por un lado el extrañísimo caso del Máster de Cifuentes, cuyo TFM "misteriosamente" no aparece por ningún lado. Por otro lado, ver como en redes sociales, televisión, etc., aparece una campaña de una de las cervezas más destacadas del mercado español que se vende como un producto natural, libre de transgénicos. Digo que son dos situaciones cómicas, pero en realidad me generan una tremenda tristeza. Analicemos brevemente los por qués.

Muchos han hablado del trabajo que les costó realizar su Trabajo Fin de Máster o las horas que dedicó a las diferentes asignaturas para poder obtener este título, hoy día necesario casi totalmente necesario tras la irrupción de "Bolonia". En mi caso, obtuve el Máster en Biomedicina Experimental de la UCLM, para el cuál, junto con otros compañeros, tenía que hacer dos veces por semana más de 400 kilómetros por que teníamos que desplazarnos a Albacete para algunas clases, al resto asistíamos por videoconferencia desde Ciudad Real, lugar donde realizábamos nuestro TFM. A pesar de que la formación del Máster, en mi caso, fue casi por completo práctica y aplicada, requería un trabajo y estudio constante. Por eso, el hecho de que ahora se frivolice de esta manera la obtención de un título de máster, no solo es un fracaso para nuestro sistema político, sino sobre todo para nuestro sistema educativo y sobre todo de educación superior. No olvidemos que para un estudiante "normal" un Máster supone una inversión económica (los créditos son más caros que los del grado) y de tiempo. Por lo que tanto el papel de Cifuentes, como de sus compañeros de partido, como el de un gran número de periodistas y tertulianos, lo único que están haciendo es dañar el sistema universitario español. Lo peor de toda esta historia, es que me temo que esta puede ser una práctica habitual en nuestra clase política y poco a poco nos acostumbraremos a escuchar casos similares. 
Recorte de una de las noticias de "eldiario.es" que ha destapado este escándalo.
El segundo punto de actualidad que me genera igual tristeza es el reciente anuncio (y campaña en redes) de Estrella Damm, donde no solo utilizan a personajes famosos (Alberto Chicote y Anna Castillo) venden la cerveza como: "Estrella Damm es una cerveza de 1876 que solo se hace con ingredientes naturales. En 1876 no se añadían sulfitos, ni aditivos, ni conservantes, ni ingredientes modificados genéticamente. Y ahora tampoco. Por eso está tan buena". El motivo de mi tristeza viene por varios puntos, el primero es que vender algo como libre de ingredientes modificados genéticamente como algo bueno, pone de manifiesto la incultura científica de nuestra sociedad y nos reafirma en que no estamos haciendo la labor de divulgación suficiente. Por otro lado no debemos olvidar que se trata de cerveza, una bebida alcohólica y que por lo tanto dañino para nuestra fisiología. No hace falta que nos pongamos a hacer comparativas de la gente que muere por causas del alcohol en España frente a la que muere por culpa de los transgénicos, pero si que es importante replantearnos que entendemos por natural. Muchos venden natural como algo positivo para nuestro cuerpo, pero estamos hablando de cerveza, repito. A este respecto os recomiendo un artículo que hace poco escribió Jose Ramón Rodríguez titulado "¿Qué es "lo natural"? (enlace). 

La conclusión que podemos sacar de estas dos situaciones es la necesidad de hacer más divulgación, de hacer todo tipo de denuncia frente a irregularidades que puedan dañar la imagen de la universidad pública y ante todo penalizar a los partidos que permitan estas situaciones (aun podemos darle un escaso porcentaje de beneficio de la duda, que estoy seguro que será de 0 en la próxima semana). Como siempre digo, educar, educar y educar, esa es la única solución.

 JFR, 2018

2.4.18

El fin de la ciencia

Para este nuevo artículo he querido utilizar el título de un gran libro de divulgación científica de Manuel Lozano Leyva, donde aprovecha la dualidad del título para hablar tanto de cuales son los principales objetivos y fundamentos de la ciencia como del posible final de la misma. Y es que hoy quiero abordar un tema realmente interesante y que preocupa a la comunidad científica. Se trata del actual sistema de publicación en revistas indexadas. Y quiero abordar este tema, precisamente desde este doble título tan bien ilustrado en la obra de Lozano Leyva.

Para quien no esté familiarizado con este sistema trataré de resumirlo. Uno de los principales objetivos de los científicos, es publicar nuestros resultados en revistas científicas, para por una parte contribuir al progreso del conocimiento científico y por otra ofrecer nuestros avances al resto de colegas para que les sirva. Se basa, en un principio, en un sistema colaborativo cuyo objetivo es el progreso y el avance del conocimiento. Hasta aquí todo bien. Es en este punto cuando todo empieza a complicarse y para ello debo presentarte cinco puntos fundamentales:
  • Editoriales científicas: estos artículos científicos se publican en revistas de diferentes editoriales (aunque el monopolio lo tienen solo unas pocas). Para publicar un artículo, el grupo de investigación debe de pagar a la editorial. Además, en la mayoría de los casos, estas editoriales y revistas, suelen cobrar al resto de usuarios (incluso a los propios autores) para acceder a estos trabajos. A cambio, el investigador no recibe compensación económica. Suena bastante paradójico, pero es un sistema en el que parece ser que solo ganan los responsables de estas editoriales. El investigador obtiene que su trabajo este al alcance de todos (los que puedan pagar por el acceso) y que este pase a formar parte del conocimiento global (y que a su vez, pueda ser citado por otros autores en futuros estudios).
  • Sistema de revisión: en el momento en el que se manda un artículo a publicar, el editor de la revista asigna unos revisores que de forma gratuita (de nuevo), revisarán el artículo y decidirán si tiene nivel científico para la revista en cuestión, si debe mejorar con la incorporación de nuevos estudios, o si no es apto para dicha revista.
  • El impacto de las revistas: la importancia de las revistas en cada área del conocimiento se establece mediante unas métricas. Estas básicamente evalúan el impacto de los artículos en base a las veces que estos son citados en otros artículos científicos. 
  • El índice H: a su vez, los investigadores son evaluados en base al índice H, una métrica que cuantifica las veces que son citados los artículos de cada investigador.
  • La burbuja de las publicaciones: finalmente este sistema se termina de complicar cuando a los investigadores se nos exige publicar el mayor número de artículos en las mejores revistas, para así poder obtener proyectos de investigación, becas, etc., lo cual muchas veces obliga a dar más importancia a las publicaciones que a las investigaciones per se. Esto lleva a que muchas investigaciones, a priori, menos interesantes o más difíciles de publicar se queden en los cajones y las poyatas de los laboratorios.
Este es el panorama actual al que se enfrenta un científico. El sistema está repleto de baches, fallos e incoherencias, pero es el que rige actualmente el mundo de la ciencia. Se trata de un sistema elitista, que excluye o delimita la importancia de algunos artículos, bien por que el grupo en cuestión no pueda pagar la publicación o bien por que sea un tema tan puntero y de frontera, que no sea citado por nadie al no ser comprendido.

Por otra parte estamos asistiendo a una sobrepublicación de resultados científicos como nunca antes se ha visto. Existen estudios que dicen que entre el 50% y el 80% de los artículos científicos publicados hoy día no tienen ninguna cita. De nuevo, esto debe dar que pensar sobre como se están haciendo las cosas y si de verdad el fin de la ciencia es avanzar en el descubrimiento y conocimiento o simplemente publicar para poder hacer curriculum y mantenerse en este complicado mundo como es el de la ciencia.

Finalmente, otro de las grandes problemáticas de este sistema es la presión a la que se somete al investigador, ya que o publicas o no te puedes dedicar a la ciencia. Esto genera que cada vez se publiquen más estudios repletos de falsedades o resultados adulterados con el único objetivo de que puedan entrar en una revista de mayor impacto. En este caso la moral del investigador es la que debe ejercer de juez, ya que para los revisores, muchas veces es totalmente imposible detectar si el estudio presenta resultados falsos, y a no ser que este estudio genere un impacto tal que muchos quieran replicarlo, estos resultados alterados pasarán totalmente desapercibidos. A eso hay que sumar que muchos grupos de investigación se afanan por publicar los mismos resultados en diferentes revistas, cambiando simplemente el título y parte del cuerpo del texto. 

Por lo tanto, el panorama es complicado. La ciencia se ha mercantilizado y parece ser que la única forma de dedicarse a ella es entrar en este sistema cruel y negativo. Los científicos debemos ser fieles al método que rige nuestro trabajo y no dejarnos llevar por este sistema, debemos mantenernos fieles a nuestros principios, publicar resultados reales y replicables y utilizar la ciencia para lo que fue ideada, favorecer el progreso de la humanidad y aportar luz sobre lo desconocido

JFR, 2018

1.2.18

#RetoNaukas11F en Ciencia, no Ficción

Se acerca el 11 de Febrero, Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia y desde este blog me quiero sumar al #RetoNaukas11F en el desde diferentes blogs y webs se publicarán artículos donde se plantearán diferentes retos para adivinar a grandes científicas de la historia de la humanidad. Atentos por que hay premio, toda la información en http://naukas.com/2018/01/24/naukas-vuelve-celebrar-11f/
En Naukas podrás encontrar todos los artículos que forman parte de este interesante reto
El reto que propongo es encontrar a una científica que nació un día cuyo efeméride está plagada de ciencia. Ese mismo día en 1958 el satélite Sputnik 1 se desintegró en la atmósfera, en 1996 el CERN hizo un gran anuncio relacionado con la antimateria o más recientemente en 2014, se inauguró una importante estación científica en el glaciar Unión. Con estas pistas, creo que serás capaz, de descubrir el día de nacimiento de nuestra protagonista, el año te lo digo yo, fue en 1963.

Desde muy joven, esta investigadora se ha centrado en estudiar el campo de investigación en el que es actualmente un referente mundial y campo de estudio por el cual ha sido condecorada con grandes premios internacionales. Gran parte de sus investigaciones han estudiado una región del cuerpo humano cuyo nombre, curiosamente coincide con el de un animal de la clase Actinopterygii. Todas las personas que han trabajado con ella destacan su gran capacidad de trabajar en equipo y de generar buen ambiente de trabajo. Desde 2013 dirige un centro de excelencia en su país de origen, Noruega. Además de Noruega, ha trabajado en destacados centros de investigación en la Universidad de Edimburgo y en el University College de Londres donde ha colaborado con investigadores como Richard Morris o John O’Kefee.


Si aún no has dado con esta gran científica oculta, desplázate hasta los comentarios del post donde te daré más pistas.

No te olvides de visitar Naukas, donde encontrarás el resto de retos para este 11F, permanece atento al hashtag #RetoNaukas11F y participa.

JFR, 2018

5.1.18

No es mirra todo lo que reluce

Hoy me he levantado con la intención de escribir un artículo contando alguna curiosidad sobre los preciados regalos que hicieron los tres magos de oriente al niño Jesús. A pesar de ello mi mente febril y griposa se empeñaba en cantar constantemente "pero mirra como beben los peces en el río" así que he decidido compartir con vosotros una historia apasionante sobre la mirra, esa gran desconocida. 

Todo comienza con el origen de este curioso material que encontramos en el Commiphora myrrha, un arbusto espinoso de la familia Bursera que se encuentra tradicionalmente en regiones del norte y este de África y en zonas de Turquía. Este árbol se caracteriza por generar una resina gomosa que es nuestra protagonista de hoy, la mirra. Debido a su olor era muy utilizado en perfumes y ungüentos en la antigüedad, que junto a su uso medicinal le otorgaba un gran valor, de ahí que Baltasar agasajara con esta resina el recién nacido niño Jesús, mientras que sus colegas eligieron el oro o el incienso. 

Antiguamente se utilizaba en medicina para múltiples funciones, entre las que curiosamente, encontramos, inducir el aborto. También se utilizaba para la ronquera, disentería, para aliviar quemaduras, como antiséptico dental, pero claro todo esto era en la antigüedad cuando la ciencia no había avanzado lo suficiente para confirmar estos efectos. Por suerte, hoy estamos en el siglo XXI y la ciencia, a día de hoy, no ha demostrado efectos positivos de la mirra en la salud. ¡Qué bueno es esto del progreso!

...un momento...si miramos en internet encontramos que hoy día la mirra sigue utilizándose para todo tipo de enfermedades, de hecho el aceite de mirra es recomendado según decenas de webs especializadas en medicina natural (enlace) y también en OK Diario (enlace), desde afecciones bucales hasta enfermedades como el cáncer, diabetes, hepatitis o infecciones de todo tipo. Puesto que soy un profano total en la química de este compuesto, he decidido indagar un poco para ver si estas maravillosas propiedades naturales, son reales o fantasía. Si quieres saber más sobre la química de esta resina te recomiendo el artículo de Jesús Gil en su excelente blog Radical Barbatilo (enlace). 

Para saber más sobre el efecto terapéutico hoy día de la mirra, he acudido a PubMed, la base de datos de revistas científicas del NCBI de Estados Unidos, la base de referencia que los científicos utilizamos todos los días. Mi primera sorpresa ha sido encontrar más de 500 artículos relacionados con la mirra, lo cual es una cantidad considerable, pero si lo comparamos con otros compuestos naturales que si han demostrado efectos terapéuticos como el coenzima Q (12586), resveratrol (10269), ácido ascórbico (Vit.C) (52254) o taxol (33941), es una cifra bastante baja. La mayoría de los artículos hacen referencia al género al que pertenece la mirra, Commiphora, ya que otras resinas por plantas de este género si están siendo hoy día materia de estudio

Una de las enfermedades donde aparece un mayor número de estudios es la esquistosomiasis, una patología causada por gusanos parásitos frecuente en África. El Ministerio Egipcio de Salud llegó a aprobar un fármaco basado en la mirra llamado Mirazid para tratar esta enfermedad. Si se profundiza en este tratamiento llegamos a varios estudios que ponen en duda la eficacia de este compuesto (artículo 1; artículo 2; artículo 3; artículo 4). Si nos detenemos en otras enfermedades o patologías como el acné o enfermedades inflamatorias, existen algunos artículos donde plantean el uso de la mirra, pero todos ellos están de acuerdo en que se requiere mucha más investigación y que a día de hoy no es un tratamiento eficiente frente a ninguna de estas patologías y todos ello probándolo en modelos celulares o animales. Un artículo tipo review concluye que puede generar una ligera actividad antiinflamatoria y analgésica en ratones a dosis altas.  
 
Imagen del controvertido fármaco Mirazid
Por lo que hablar del aceite de mirra para tratar el cáncer o la diabetes es una auténtica barbaridad. Olerá todo lo bien que se quiera, pero a día de hoy no existe evidencia científica que demuestre y justifique su uso. 

Espero que los reyes magos os traigan mucha ciencia y pensamiento crítico.

JFR, 2018

4.1.18

La lucha contra el cáncer continúa

Los comienzos de año siempre son periodos de grandes promesas y esperanzas. Desde el punto de vista científico, estoy seguro de que 2018 traerá buenas noticias respecto al avance de la lucha contra el cáncer. La irrupción de nuevas tecnologías como CRISPR-Cas9 podría generar un cambio significativo en el abordaje terapéutico de esta enfermedad de enfermedades, pero en el artículo de hoy me gustaría compartir contigo, lector, uno de los avances más prometedores, relacionado con el uso de anticuerpos.
Resultado de imagen de pembrolizumab
Unión del pembrolizumab (Anti-PD1) a PD1 induciendo la destrucción de la célula tumoral
Uno de los avances más significativos en los últimos años relacionado con la lucha contra el cáncer es la aparición de anticuerpos terapéuticos que pueden atacar a más de un tipo de cáncer diferente. El principio es sencillo, se trata de que dicho anticuerpo actúe frente a una alteración que no esté asociada al órgano afectado por el cáncer, sino que subyazca a varios tipos tumorales diferentes. El ejemplo que hoy os traigo ataca directamente a alteraciones en el ADN. Se trata del pembrolizumab, diseñado por Merck. Se ha demostrado como este anticuerpo, clásicamente utilizado para el tratamiento de melanoma, puede ser utilizado para cualquier tipo de tumor sólido adulto o infantil que cumplan una condición, deben tener deficiencias en los mecanismo de reparación genética. Se trata de un gran salto ya que actualmente los anticuerpos actúan sobre un número reducido de tipos tumorales, además, supone una novedad conceptual muy interesante. 

En un estudia reciente a de Diaz y colaboradores de la Universidad Johns Hopkins estudiaron el efecto de este anticuerpo en 86 pacientes con 12 tipos tumorales diferentes, todos ellos con alteraciones asociadas a la reparación. 53 de los pacientes respondieron positivamente a la administración de pembrolizumab (artículo completo).

Permaneceremos atentos durante este 2018 al efecto del pembrolizumab y otros anticuerpos en la lucha contra el cáncer. También debemos tener en cuenta otras terapias prometedoras como el uso de CRISPR-Cas9, avances en el uso de neutrófilos para eliminar células tumorales, terapia génica, etc. En definitiva estamos asistiendo como espectadores a unos años que jugarán un papel fundamental en la lucha contra el cáncer. Lanzar mensajes que afirman que el cáncer va a desaparecer en un periodo corto de tiempo es un error rotundo, pero si es verdad que tanto los avances en ciencia básica como aplicada están abriendo nuevas opciones en esta lucha. Permaneceremos atentos a los avances en este 2018.

JFR, 2018